Ensayo sobre la película “En frente de la clase”

Ratio:  / 1
MaloBueno 

 

 

Lic. Patrick Willeth Rodriguez Vega

 

Ensayo sobre la película “En frente de la clase”

 

Cada uno es el único capaz de darle sentido a su vida, de darle valor a lo que hace, de inspirarse en cada momento, de elegir, de determinarse, de dar el primer paso, de superar la adversidad, de ver lo que supuestamente es imposible de ver…

Somos seres únicos, irrepetibles, de igual manera somos la única pieza que funcionando bien y con significado, podemos hacer de este mundo un lugar mejor para todos…

Cada quien tiene su propia historia! algunas unidas en el negativismo, otras superadas por el positivismo y la perseverancia; pero, lo que es cierto es que tenemos algo que contar, y solo cada uno, desde que va a contar de su vida, o que no va a contar de su vida, elige que vivir…

Estas frases las escribo, no como motivaciones finales de un tema de superación personal o motivación… sino como mis primeras impresiones de muchas que en mi vida, y en la vida del protagonista; así como en la vida de muchos otros que se han superado a si mismos y a sus limitaciones, y hemos hecho un eco que no cesa de decir “los limites son para quienes los aceptan”…

Es una realidad, que los limites existen, solo en nuestras mentes, una vez escuche una historia, acerca de un experimento, para demostrar el poder de la mentalidad limitante. Tomaron a un elefante recién nacido, y le colocaron una cadena a la pata trasera, y la aseguraron bien en el concreto. El elefante pequeño, intentaba caminar más allá del limite de la cadena, y esta se lo impedia. El elefante, luego de intentar muchas veces, desistir de intentarlo. Luego de varios meses, el elefante fue creciendo con la cadena sujetada a su pata, pero el ya no intentaba liberarse ni caminar más allá de lo que la cadena le permitía. Posteriormente el elefante adquirió un tamaño y una fuerza característico de su especie, pero el elefante no hizo intentos de liberarse de la cadena, teniendo el poder y la fuerza para romperla fácilmente. Llego el momento, donde incluso, le soltaron la cadena del concreto, quedando solo esta atada a su pata, pero ni aún así, el elefante, hizo intentos de cambiar su situación… muchas personas en la vida, se comportan como el elefante, pero también, existen otras que deciden usar su potencial para romper fácilmente con la cadena, que puede representar, los limites, la adversidad o las situaciones que suponen un problema para nuestra vida.

Muchas veces encontramos en nuestras vidas situaciones y circunstancias, así como personas; que de algún modo se convierten en nuestros obstáculos, nuestras barreras, nuestros muros a derribar.

Siempre, desde muy pequeño, he desarrollado una fuerza interna, le podemos llamar fé… puedo decir que siempre he sentido la presencia de Dios acompañándome… y si tendría que decir que a quien le debo mis triunfos y éxitos, seria a él.

Cada adversidad, cada problema, cada situación que me ha hecho sentir mal, despreciado, ignorado, menospreciado, ha quedado en las palabras y su significado, porque no las acepte como algo propio, sino como miedo y desconocimiento de los demás, ya que cuando generalmente, las personas enfrentan algo desconocido, una de las reacciones más primitivas, es el miedo o la resistencia… y porque digo todo esto? pues bien, la película que trata este ensayo, me ha recordado casi toda mi vida, y puedo decir, que entiendo perfectamente cada fase de la vida del protagonista, y mucho más en el ámbito educativo como profesional con una discapacidad.

Muchas veces el mayor obstáculo para un profesional con discapacidad, es el mismo sistema educativo, porque los niños y niñas, llegan a comprender mejor la situación que los adultos… es hironico, pero cierto!

¿Como una persona con discapacidad va ha darle clases a niños? ¿y el puede trabajar en una escuela? ¿y no corren peligro los niños al tener un maestro ciego? entre muchas otras preguntas que le dan más importancia a lo que es de por si, ya no un obstáculo para lograr hacer las cosas!

Siempre hay algo que mejorar, seria un mentiroso si digiera lo contrario! ya que eso nos reta constantemente a lograr más, superarse más, el problema esta en no ser alguien mejor en cada cosa que hacemos…

Nuestras escuelas, desgraciadamente, se observan situaciones como las reflejadas en la película, quienes deberían creer en que una persona con discapacidad puede superarse, son las primeras personas en no creerlo, y me refiero a un número respetable de docentes de educación especial, luego por los demás docentes y funcionarios del sistema educativo; pero claro esta, que cuando se abren las puertas, se demuestra que estas personas estaban en lo errado, ya que nadie te puede decir que no puedes lograr algo, si no tienes la oportunidad de hacerlo…

Claro que no hay que generalizar, existimos también muchos que somos la excepción, y buscamos el reconocimiento de habilidades, destresas y motivación para la superación de barreras… pero la primera persona en creerlo, es la misma persona con discapacidad, su familia, y los docentes, de este modo, es como se logran grandes cosas y cambios.

Con mi experiencia, podría decir, que mucho de que en nuestro sistema educativo existan problemas de discriminación disimulada, primeramente es porque los administrativos y principales jerarcas, desde las más altas posiciones, hasta las direcciones de cada centro educativo, no consideren las destrezas y habilidades de un docente con discapacidad, que con los apoyos necesarios, podrá realizar sus funciones satisfactoriamente.

Como ya mucho se ha dicho y escrito, el principal problema y barrera más dura de quitar, es la actitud negativa… la mediocridad y el conformismo, son actitudes negativas, y cuando estas se juntan con la discriminación, es lo peor que puede suceder en una institución educativa.

En ocaciones vemos niños, que sufren malos tratos administrativos, porque esta combinación nociva, los ha convertido en víctimas de los procesos educativos mal planteados y procesados, pero cuando una persona intenta romper con ese ciclo nocivo, enfrenta a todo lo que las personas desean mantener quieto u oculto… posiblemente, estas palabras suenen muy duras o inmencionables en un sistema educativo, pero lamentablemente es la realidad en muchos centros de educación. Donde la cooperación, el compañerismo, el respeto por la diversidad, la amistad, los valores, el compromiso y muchos otros principios positivos, solo quedan en un planeamiento y en un contenido académico, porque no se logran observar y reflejar en la administración y en la docencia.

Esto es una fuerte critica a aquellos funcionarios del sistema educativo costarricense, que no practican lo que esta manifestado en muchos documentos educativos, leyes, reglamentos y normativas, ya que los que si se interesan por tratar de aplicarlos, muchas veces se ven obstaculizados por los que no quieren hacerlo.

Claro que solo hemos mencionado lo negativo y lo que esta mal, pero siempre existe algo que resaltar, algo bueno, algo positivo, y es, que existen personas que como dije al principio, no se dejan vencer por las adversidades, y entre más nos enfoquemos en esta idea, sea lo que sea que hagamos en este sistema educativo, podremos impactar positivamente en un cambio que es necesario en la educación costarricense… un cambio que debe tocar todos los ámbitos y estratos del gran sistema educativo de nuestro país… puedo decir, que he conocido funcionarios de todo tipo y en muchos cargos en el sistema educativo, algunos han sido decepcionantes en sus funciones y otros han sido muy edificantes y que han aportado mucho en mejorar; pero sigo en la idea que cada vez más seremos los que quieren que nuestras escuelas sean lugares donde se enseñe de verdad lo bueno, no solo en el aula, sino en todo momento; que nos convirtamos en maestros de vida, y no en maestros de letra, que podamos trasmitir vida, motivación, propósito, significado, ya que los niños hoy en día, necesitan mucho saber que su existencia tiene un valor, un significado, una razón de ser… el hombre siempre esta dandole propósito a su vida, y cuando deja de darle propósito, deja de vivir…

Los cambios educativos, no comienzan en las políticas educativas, aunque estas son importantes para preservar los cambios logrados; es el docente, el administrativo, cada uno, quien es el principal actor del cambio que se necesita. Porque, se pueden proponer muchas políticas, leyes, reglamentos, normativas y tanto documento que se pueda imaginar (que tienen su importancia y propósito), pero si no estamos comprometidos y convencidos de ello, simplemente seremos funcionarios resignados a cumplir con lo que se nos pide.

Todo este proceso es un asunto de todos, y se debe mantener un equilibrio, ya que esta más que demostrado, que los extremos nunca son buenos ni favorables. Cada acción que se haga, debe siempre buscar el éxito, la superación y el beneficio mutuo, para todos por igual; esto debería ser una primicia de la administración educativa, y por supuesto, por los docentes; ya que todo estaría bien enfocado, tomando en cuenta todas las necesidades, desde los estudiantes hasta los funcionarios.

Debemos cambiar la forma de mirar las situaciones, cuando algo desconocido se presenta, debería representar la oportunidad para descubrir y aprender algo nuevo. Muchas veces he escuchado la frase “hoy he aprendido algo muy valioso” y lo he escuchado de las personas que han practicado lo que ya mencione, porque han abierto su mente a comprender y entender con una mentalidad distinta, abierta, las situaciones, y han logrado observar, lo que muy pocos logran hacerlo. Un dicho dice “es muy fácil ver los defectos, eso cualquier tonto lo hace; pero ver las virtudes, eso solo los virtuosos lo hacen”

Esto nos llama a reflexionar aún más, en lo que queremos mejorar, en que queremos vencer, personalmente y luego socialmente; porque los grandes movimientos, empezaron con unos pocos, pero terminaron con muchos en una sociedad común, ya que lograr lo fácil no tiene merito, pero lograr lo dificil, tiene su repercusión…

Quiero resaltar de la película, lo que todos los docentes debemos tener, y es la pasión de enseñar, el anhelo de trasmitir a los estudiantes un aprendizaje para la vida, de motivar para enfrentar los problemas positivamente, y no dejarse derrumbar por ellos; y esto debe ser practicado por el docente, como una anécdota de vida, un testimonio, que motive a los estudiantes y les demuestre que lo que se les enseña es posible y tiene su razón de ser.

El no ser conformista ni mediocre, ya que les enseñamos a los estudiantes a dar lo mejor de si mismos, y debemos ser esforzados y dar nuestro mejor potencial para ellos, y no me refiero a ser perfeccionista, porque en ello existen muchos inconvenientes interpersonales, sino a buscar la excelencia con lo que hago, que en ello siempre se esta buscando el mejorar mi trabajo cada vez más.

La actitud mental positiva, es algo que siempre ha existido en la humanidad, desde el principio del mundo, el detalle, es que algunos han olvidado que la tienen, necesitan recordar que la tienen que activar, ejercer, desarrollar, trasmitir, de este modo, es como en muchas ocaciones, los pueblos y naciones se han levantado de crisis, adversidades y problemas, nosotros y nuestros estudiantes, debemos, recordar siempre, que con una actitud mental positiva, podemos mejorar lo impensable.

Demostrar con hechos, más que con palabras y argumentos rebuscados, ya que como dice el dicho “el mejor maestro es el ejemplo”, y los estudiantes siempre nos están observando, para ver si el profesor hace lo que enseña, practica lo que dice, se comporta como quiere que nos comportemos, y en la medida que logremos esto, seremos personas autenticas y trasparentes, profesionales con ética y principios.

Dice un dicho que “el conocimiento es poder” y existen dos tipos de poder, el productivo y el destructivo, y en la medida que influyamos a nuestros estudiantes, ya sea negativamente o positivamente, ellos ejercerán ese poder de conocimiento en sus vidas, es decir, que queremos que nuestros estudiantes se apropien, de un conocimiento con poder de superar cualquier adversidad, o un conocimiento con poder de no poder hacer nada…

Hemos escuchado que somos los profesionales más importantes del mundo, porque somos los que enseñamos a todos los profesionales y personas influyentes del mundo, pero la pregunta es ¿estamos convencidos de ello?… porque si fuera de ese modo, realmente, no se verían tantos maestros frustrados o equivocados vocacionalmente… ciertamente que lo que hacemos tiene una gran importancia en la sociedad, educamos a los que en un futuro tendrán al país en sus manos, y en ello implica un gran honor, pero también una gran responsabilidad… por ello, cada uno, desde cada docente, administrativo y funcionario de cada puesto del sistema educativo, debe constantemente reflexionar de todo esto; ya que como se dice “un gran poder, implica una gran responsabilidad”.

Cada uno, en nuestras manos, tenemos el poder de comenzar a hacer un cambio, o seguir con lo mismo, es decisión nuestra en convertirnos en parte de la solución, o en ser parte del problema.

 

Termino expresando, que debemos crear y alimentar nuestros sueños, y comenzar ha hacerlos realidad, y que en ese sueño que cada uno tenemos, incorporemos el sueño de tener una educación mejor para todos!!!

 

Información adicional